USURA Y SENTENCIA EN LA CUEVA DE WIZINK

LOS BANCOS DEBERÁN DEVOLVER LOS INTERESES ABUSIVOS DE LAS TARJETAS REVOLVING

· Cuando Manuel me invitó a colaborar en su blog me pidió que escribiera de un asunto de actualidad e interés, al margen del COVID 19, lo que no es tarea fácil en estos tiempos que corren.

Sin embargo, resulta a mi juicio muy interesante tratar de la sentencia dictada por el Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo, el pasado 4 de marzo de 2020, que ha pasado casi desapercibida por esta crisis sanitaria y que desestima el recurso de casación interpuesto por la entidad financiera WIZINK contra la resolución dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santander, en la que se anulaba el contrato de una tarjeta revolving con un interés del 27,24 por ciento TAE por considerarse usurario.

Aunque el Alto Tribunal nos tiene acostumbrados a este tipo de Sentencias contra entidades financieras, una vez más, y ya son muchas, estas son condenadas por los tribunales por sus malas prácticas, porque siguen insistiendo en ofrecer a sus clientes productos financieros que no entienden y que además resultan ser abusivos. Se trata de casos en los que se demuestra por el afectado que la entidad se aprovecha del desconocimiento o lo que es peor, la necesidad de sus clientes.

En efecto, desde que los consumidores empezaron a exigir sus derechos ante los tribunales han sido muchos los productos financieros declarados nulos, comenzando con las participaciones preferentes y los swaps y continuando por las acciones de Bankia, las cláusulas suelo, las hipotecas multidivisa y así un largo etcétera.

Ahora, el Tribunal Supremo ha resuelto, con mucha coherencia y acierto, que las tarjetas revolving de la entidad de crédito WIZINK, antes CITYBANK, tienen un interés usurario (abusivo) que supera el interés legal del dinero.

Para entender el por qué de este resultado, hay que considerar que la tarjeta revolving es una tarjeta de crédito que permite a los clientes aplazar el pago de todas sus compras. En lugar de pagar a mes vencido, como suele hacerse con las tarjetas corrientes, puede pagarse a plazos, aplicando unos intereses que por este motivo se fijaban como muy superiores a la media.

En contra del sentir de los Bancos, el Pleno de la Sala del Tribunal Supremo considera solo es admisible el interés normal del dinero. Así, la referencia del “interés normal del dinero” que ha de utilizarse para determinar si el interés remuneratorio es o no usurario, debe ser un tipo medio, que es el tipo medio aplicado a las operaciones de crédito mediante tarjeta de crédito y revolving publicado en las estadísticas oficiales del Banco de España.

Además, en lo que respecta a cuándo la determinación del interés de un crédito revolving es usurario, la Sala tiene en cuenta que el tipo medio del que se parte para realizar la comparación, algo superior al 20% anual, es ya muy elevado, sin que pueda superar esos umbrales. Por esta razón, una nota diferenciadora de este caso, en el que el tipo de interés supera ampliamente el índice tomado como referencia, ha de reportarse como usurario.

Pues bien, la consecuencia de declarar usurario el interés es la nulidad de la cláusula, estando obligadas las entidades de crédito a devolver a sus clientes todos los intereses que hayan pagado, debiendo éstos únicamente devolver el dinero que les fue prestado.

Es Justicia que pido en Madrid a 6 de abril de 2020.

Alberto Niño Camazón · Luchando por el Derecho